Hoy es

QUE TRATA DE ALGUNOS DETALLES DE LA OPERACIÓN DE LOS SERVICIOS TRANVIARIOS Y DE ALGUNOS LADRONES FAMOSOS DEL TRANVÍA EN LA CIUDAD DE LIMA

Por Juan Carlos Arroyo Ferreyros
jcaf18@hotmail.com

El conductor (cobrador) y el motorista (piloto) al ingresar a la empresa recibían charlas sobre “El buen trato al respetable”. El respetable era sin duda el pasajero, al que debían atender con terno y corbata los cuales debía adquirir el tranviario con su dinero. De no ir correctamente uniformado no le daban trabajo y el palanca lo reemplazaba ese día.

El conductor ganaba igual que el motorista cuando se trabajaba con el tranvía simple (un solo carro) pero cuando lo hacía en un acoplado (dos carros) el motorista ganaba un plus. Cada carro del acoplado llevaba un conductor, pero un sólo motorista para los dos carros, lo cual hacía más complicada su labor al tener que observar la subida y bajada de los pasajeros de ambos carros.

Los conductores se paraban en la puerta y tocaban un timbre luego de la subida del último pasajero; llevaban la planilla de liquidación de boletaje y la presentaban cuando subían los inspectores de control que en la jerga de los tranvías se les llamaban “los buitres” mote que se usó también en las líneas de ómnibus, incluso hasta la desaparición de ENATRU PERÚ. El pasaje por norma se cobraba luego que el pasajero había tomado asiento dirigiéndose a este cortésmente: “Buenos días señor, su pasaje por favor”; debía observar que no subieran palomillas o borrachos y si se le colaba alguno, evitar que molestaran a los pasajeros.

El tranvía era un vehículo democrático, a él subían pasajeros de todas las clases sociales, obreros, doctores, militares, curas, amas de casa, políticos, rateros, etc.

Los tranviarios hacían cada mes 7 días de guardia, porque las líneas interurbanas, Lima-Callao y Lima-Chorrillos y el urbano de Cinco Esquinas trabajaba toda la noche. Dos de las guardias se quedaban toda la noche y cinco sólo de madrugada.

Taller de Limatambo

Los depósitos como el de Miraflores poseían dormitorios tipo cuartel para las guardias que salían de madrugada. El tranviario llegaba y le entregaban sus sábanas, su frazada y la funda de su almohada limpias, tendía su cama y se echaba a dormir hasta las 5 a.m. que salían las cinco guardias; en el caso del tranvía Lima-Chorrillos la primera y segunda guardia salían juntas a las 5:14, una rumbo a Chorrillos, otra a Lima.

Los pasajeros de los tranvías no estaban exentos de robos, existían rateros famosos como “La Rayo”, nos comentaba el viejo tranviario Elías Víctor Urbano Cuya “…era bárbara la morena, le decían “La Rayo” por que subía al tranvía y cuando no una sino dos, tres y hasta cuatro, personas se daban cuenta que le habían robado; la Rayo ya se había bajado del tranvía hacia rato...” (1) Ya plantada, en sus últimos años callejeaba vendiendo pescado en Chorrillos.

Otro ratero era “Carta Brava” tenía esa chapa porque era uno de los “guapos” de la época, surquillano él, nos cuenta Urbano Cuya: “Hace unos meses me encontré con él en el mercado de Surquillo, ya esta bastante viejo, tiene como 85 años, estaba comprando camotes y le dije:

–oye “Carta brava”, volteó serio y me respondió
-¿quién eres? No te conozco, como sabes mi chaplin. (2)
-no te pongas así -le dije- tu me conoces, tu trabajabas en el fierro (los rateros le decían así al tranvía)
- ah, tu eres motorista, si ya te recuerdo.
Le invite una gaseosa y un sándwich, hasta lloró “Carta Brava” recordando su pasado”.


Gorreando el tranvía

También había uno que le decían “El Doctor”; pintón él, blanco –nos sigue narrando Urbano- que ternos, puro casimir la camisa blanquita con su cuello y puño almidonados, era finísimo. El subía al tranvía y a los cinco minutos bajaba, ya se había pelado a la mitad de pasajeros y nadie se había dado cuenta. Desapareció un buen día, dicen que viajó a Europa.

Como olvidar a “La Gringa”, no él de la película, éste era mas antiguo y tenia otra escuela, gringo él, de pelo crespo, subía con “su hembra” tremenda mujer. La muy viva se colocaba delante de “el punto” (la victima, el elegido) y cuando este se pegaba para puntear a la hembra, “La Gringa” lo bolsiqueaba todito y el pata ni cuenta se daba. También fue muy conocido un tal “Magua”, le decían así porque se parecía a un artista de las seriales que daban en los cines.

En aquellos años se fumaba en el interior de los servicios públicos, no sólo cigarrillos sino también habanos y hasta pipa; en algo hemos progresado. Porque a pesar de ser un fumador empedernido debo de reconocer que no hay derecho a importunar a los demás.

1. “Habla Muchachón” Suplemento de la revista Concertando de la empresa Translima S.A. Lima, junio del 2004.

2. Chaplin; chapa, apodo en jerga. Aún se emplea.




Otros trabajos y artículos escritos por el autor:

Los tranvías de Lima Publicado el 1 de marzo de 2010 en Monografías.com. Origen del término "tranvía". Los tranvías en el mundo. Las licitaciones que retrasaron los tranvías en Lima. Inauguración del tranvía urbano en Lima.
Los tranvías de Lima (Parte II) Que trata de otros tranvías con tracción a sangre que corrieron en Lima y el Callao. El personal de la compañía de tranways, la fundación de la Compañía del Ferrocarril Urbano de Lima y del paso de la tracción de sangre a la tracción eléctrica. Publicado el 2 de marzo de 2010.
El Ferrocarril Lima-Callao Antecedentes. El camino carril. La construcción del primer ferrocarril con locomotora a vapor. Inauguración. El ferrocarril a Chorrillos. Primeros accidentes. Publicado el 22 de diciembre de 2009.
La Compañía Nacional de Tranvía Eléctrico Comentario sobre esta compañía realizado en el website Hatun Llacta Perú Urbano.
Los coches de Lima Que trata del transporte particular y público de Lima en el siglo XVI y XVII, de las calesas, coches, balancines y de algunos de sus recorridos. Los coches de alquiler, estadísticas de la época y de cómo Atanasio Fuentes le corrige la plana a la Municipalidad. Reglamento Municipal de Carruajes, las primeras placas, los primeros brevetes y las primeras revisiones técnicas. Publicado el 28 de diciembre de 2009.
Historia de los colectivos de Lima Trata del Comité de colectivos en Lima con estadísticas de la época. Publicado el 6 de abril de 2010.
Apuntes para una Historia del Transporte Urbano de Lima Orígenes. Los coches. El ferrocarril. El tranvía. El ómnibus. El colectivo. El microbús. El servicio rápido. Publicado el 17 de agosto de 2005.
Los paseos a Chorrillos Anécdota que detalla el viaje de Lima a Chorrillos en el tranvía interurbano. Publicado en febrero de 2003.
Algo sobre la Plaza San Martín Sobre la actual Plaza San Martín y los cambios que sufrió este lugar través del tiempo.
El Eléctrico Nacional Artículo que trata de un vals dedicado al tranvía en los primeros años del siglo XX. Publicado el 1 de abril de 2010.
Las rutas del tranvía en 1928 Imágenes, croquis de las rutas del tranvía. Publicado el 20 de marzo de 2010.
Entrevista a Charles Dickens Imaginaria entrevista al genial novelista ingles, inspirada en una crónica escrita en los comienzos de su carrera. Publicado el 2 de enero de 2002.
Dualidad Género literario donde el autor narra las anécdotas de un viaje y la incomprensible dualidad de una situación familiar. Publicado el 4 de setiembre de 2009
Mundo, Rayuela, Avión Los juegos infantiles y los cambios que han experimentado con los años.
Los Primeros Juegos de los Niños del Siglo XX Artículo sobre los primeros juegos infantiles del siglo XX.
Juegos infantiles: ¿Tiene Huevos? Artículo sobre un juego limeño del siglo XX.
Un velorio lúdico Pasatiempo que se jugaba en los asientos mineros de Cerro de Pasco, en los velatorios. Publicado en 1989.
Yases Antecedentes y variantes del juego de yases. Publicado en abril de 2000.
Matatiru Tiru La Artículo acerca de un juego infantil del cual se tiene referencia, se realizaba en el siglo XVI hasta nuestros días. Publicado en agosto de 1992


Comentarios

Nombre :                
Correo electrónico:     País:    

Sus comentarios:

Web Hosting

Accidentes de tranvías en Lima
2010 Página elaborada por El Cochero del Virrey